viernes, 3 de febrero de 2012

Carpe diem




"Aprovecha el momento y no malgastes". Según  la locución latina ,  una traducción menos ortodoxa sería la del viejo refrán "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", que nos lleva pensar si realmente aprovechamos el tiempo como debiéramos o mejor como nos gustaría; sí, sobre eso habría que hacer matizaciones, porque lo que unos consideran un deber otros no lo tienen en su escala de prioridades, y ¿quiénes somos los demás para juzgar las preferencias  del prójimo? Ya nos ocurre de pequeños, cuando somos hijos, y de mayores cuando somos padres. Nos han inculcado una forma de invertir el tiempo que casi nunca engancha con nuestros gustos y preferencias y ahora, después de tanto quejarnos, hacemos lo propio con los hijos. Y lo hacemos convencidos de que tenemos razón, tan convencidos que nunca nos preguntamos ...¿Y si...? en fin, debe ser algo inherente al ser humano, porque la cosas lleva funcionando así desde el principio de los tiempos.  
Lo que está claro es que nunca deberíamos dejar de hacer cosas que debemos (o queremos) por despiste o por mala memoria, y para eso he diseñado estas agendas tan monas que además seguro nos encanta a todas sacarlas en público. Digo todas porque aún no he hecho ninguna con diseños masculinos, que las haré, y dudo que a la mayoría de los chicos les apetezca llevar estos colores en el bolso. Lástima... (De esto tengo que hablar en otro post). 

Buenas nochesssss...














1 comentario:

  1. Qué bonitas!!! ahora a venderlas todas en el Plocc de mañana!!!

    ResponderEliminar

Me encanta que me dejes un comentario. Gracias!!!!!